Política 26-09-2018

Secretario general de ONU y presidente colombiano analizan el proceso de paz

El secretario general de la ONU, António Guterres, y el presidente colombiano, Iván Duque Márquez, mantuvieron una reunión privada en Nueva York para analizar el proceso de paz que viene impulsando Colombia desde el mandato de Juan Manuel Santos (2010-2018), informó la prensa local.

Guterres insistió ante el presidente colombiano "la urgencia de reintegrar con éxito a los excombatientes y de llevar la seguridad y el desarrollo a las antiguas zonas de conflicto", informó el medio local El Tiempo.

Los jerarcas analizaron la implementación del acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) así como también el proceso de negociación mantenido con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Guterres también reiteró el compromiso de Naciones Unidas para continuar acompañando la implementación de los acuerdos de paz, señalando que este proceso sirve como un ejemplo a nivel mundial, consigna el medio local El Espectador.

"Me impresionó el fuerte compromiso del pueblo con la paz, reafirmado ahora por el presidente Duque", afirmó Guterres, consigna el medio local El Tiempo.

La reunión se realizó en el marco de la 73 samblea general de Naciones Unidas, que congrega cada año a los jefes de Estado de las naciones que hacen parte del organismo multilateral.

Colombia, desde el Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018), viene impulsando acuerdos de paz con las guerrillas que operan en dicho país.

El ELN es la última guerrilla activa que existe en Colombia, sin embargo, los acuerdos de paz se han pospuesto luego de que el 20 de septiembre Duque retiró a los representantes del Gobierno de la mesa de diálogo.

Ante esta situación, el ELN dijo el 24 de septiembre que la negativa del Gobierno a nombrar al equipo negociador de paz es una muestra de las "inclinaciones belicistas" de la administración de Iván Duque.

Por su parte, el Ejecutivo afirma que el grupo insurgente tiene más personas secuestradas de las que dice, algunas que mantendría cautivas desde 2002, aunque la guerrilla rechaza esa acusación.

Sputnik