Economía 24-10-2018

Senado de Rusia llama a la ONU a condenar el bloqueo de EEUU a Cuba

Los senadores rusos llaman a la Asamblea General de la ONU a condenar el bloqueo económico de EEUU a Cuba, calificándolo de agresión e injerencia en los asuntos soberanos de un Estado democrático.

"El Consejo de la Federación condena enérgicamente el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos a Cuba y expresa su apoyo al pueblo cubano, que durante más de medio siglo ha defendido, en las condiciones geopolíticas más complicadas, su soberanía y el derecho democrático inalienable de elegir el propio modelo de desarrollo", reza el documento aprobado este 24 de octubre por el Senado de Rusia.

Los legisladores subrayan que el bloqueo económico, comercial y financiero de Cuba debe ser considerado por la comunidad internacional "como un acto obvio de agresión económica".

"El endurecimiento del bloqueo en la etapa actual, acompañado de la retórica inaceptablemente amenazadora de las autoridades estadounidenses contra La Habana, causa graves daños a la economía de la república e impide el crecimiento del bienestar del pueblo cubano", añade.

Los parlamentarios califican de injustificados los intentos de Washington de vincular el levantamiento del embargo a Cuba con la situación de los derechos humanos en este país, así como los reclamos de Estados Unidos de decidir por otros pueblos qué sistemas políticos e instituciones necesitan.

La cámara alta del Parlamento ruso llama a EEUU a implementar las resoluciones de la Asamblea General de la ONU, y llama también al Congreso de EEUU a derogar sin demora la legislación sobre el bloqueo económico, comercial y financiero de Cuba.

Los senadores también instan a la Asamblea General de la ONU, a los Parlamentos de los Estados miembros de la ONU y a las organizaciones parlamentarias internacionales, a que apoyen el 31 de octubre el proyecto de resolución de la 73 sesión de la Asamblea General de la ONU, elaborado por Cuba, sobre la necesidad de poner fin al embargo económico a la isla.

SPUTNIK