Política 06-04-2021

Siria: EEUU e Israel extienden su guerra sucia a alta mar

La agencia siria oficial de noticias, SANA, ha informado este martes que el primer ministro sirio, Husein Arnus, reveló, en unas recientes declaraciones ante el Parlamento de Siria, que los petroleros cargados de crudo con destino a Siria están siendo atacados o interceptados en alta mar.

En este mismo contexto, Arnus detalló que siete tanqueros fueron interceptados en el mar Rojo y otros dos sufrieron ataques de manera intencionada.

El alto cargo sirio afirmó también que el objetivo de tales medidas es agudizar la crisis de hidrocarburos generada por las sanciones económicas impuesta contra la nación árabe y la ocupación por las fuerzas extranjeras de más del 90 % del territorio sirio donde se encuentran los pozos de petróleo.

En otra parte de sus declaraciones, Arnus se refirió a un artículo del diario estadounidense The Wall Street Journal, publicado a principios de marzo, donde afirmaba que Israel ha agredido a barcos que transportaran carga hacia Siria, y calificó de “acto terrorista” y de “piratería” a cualquier ataque perpetrado contra los barcos en las aguas internacionales.

“Tales acciones ilegales contra la navegación marítima no se habrían llevado a cabo sin la luz verde de Estados Unidos”, enfatizó el premier sirio.

    En los últimos años, el Gobierno de EE.UU. ha recurrido a una variedad de medidas coercitivas, incluidas sanciones unilaterales, para presionar a los países que son incompatibles con sus políticas. Incluso, en medio del brote del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, varios países como Siria sufren las medidas ilegales de Washington que complican la lucha contra la pandemia.

    Además, a pesar del rotundo rechazo del Gobierno de Damasco a la ilegal presencia de EE.UU. en Siria, el país norteamericano ha estado reforzando su presencia militar en el este y el noreste del país árabe, bajo el pretexto de “proteger” las zonas petroleras de los grupos terroristas, pero, en realidad, lo que busca es extraer el crudo, el gas y los recursos naturales.

    Por su parte, el presidente sirio, Bashar al-Asad, ha asegurado que, una vez se produzca la liberación de la provincia noroccidental de Idlib, considerada el último bastión de los terroristas, el Ejército de Siria acabará con la ocupación estadounidense.

    Fuente: HispanTV