Política 15-10-2018

Siria urge a ONU y CSNU a poner fin a la presencia ilegal de EEUU

La Cancillería siria urge al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) a poner fin a la presencia ilegal de EE.UU. y otras fuerzas extranjeras en Siria.

A través de dos cartas enviadas este domingo al secretario general de las Naciones Unidas y al presidente del CSNU, el Ministerio de Exteriores de Siria ha denunciado el nuevo ataque con fósforo blanco de la llamada coalición contra el EIIL (Daesh, en árabe), liderada por EE.UU., contra la ciudad siria de Hayín, en la provincia oriental de Deir Ezzor, que ha dejado víctimas entre la población civil.

“Siria pide nuevamente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que lleve a cabo una investigación internacional sobre estos delitos y los condene de inmediato, detenga su repetición, ponga fin a la presencia agresiva de EE.UU. y otras fuerzas extranjeras presentes ilegalmente en el territorio sirio y les impida realizar sus planes para socavar la integridad territorial de la República Árabe Siria”, se lee en las misivas, citadas por la agencia siria oficial de noticias, SANA.

Según la Cartera siria, el uso de armas internacionalmente prohibidas por la llamada coalición anti-EIIL contra el pueblo sirio se ha convertido en un comportamiento sistemático e intencional, que constituye “una flagrante violación” del derecho internacional y los derechos humanos.

También añade que este crimen forma parte de una serie de crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos contra la nación siria, incluyendo “el apoyo continuo de la coalición al terrorismo” para lograr sus propios objetivos, “destinados a socavar la soberanía, la unidad y la integridad territorial” del país árabe.

La Cancillería siria recuerda que Damasco, en sus cartas anteriores, incluidas las enviadas el 6 y el 17 de agosto de 2017, había mencionado el uso sistemático de bombas de fósforo blanco por la coalición y le había pedido al CSNU actuar para detener tales crímenes.

En septiembre, aviones de combate de EE.UU. también atacaron un pueblo en Deir Ezzor con bombas incendiarias de fósforo blanco, prohibidas por el protocolo adicional al Convenio de Ginebra de 1949.

HISPANTV