Política 08-02-2019

Tensión en la UE: Francia convoca a su embajador en Italia

Francia llamó a consultas a su embajador en Italia tras la reunión entre el vicepresidente del Gobierno italiano y un grupo de ‘chalecos amarillos’ en París.

Luigi Di Maio, vicepresidente del Gobierno de Italia se reunió el martes en París (capital francesa) con los líderes de los “chalecos amarillos”, entre ellos con su portavoz, Christophe Chalençon, para “preparar un frente común para las elecciones europeas del próximo mes de mayo.

El movimiento de los llamados “chalecos amarillos” surgió en noviembre de 2018 contra la subida del precio del combustible, pero rápidamente comenzó a defender causas más amplias, entre otras las relacionadas con los impuestos y el derecho a un referendo de iniciativa ciudadana. Actualmente, de hecho, se movilizan contra las élites parisinas.

Di Maio, también líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), hizo circular a través de su cuenta en Twitter la información de su visita a los líderes de “chalecos amarillos”, donde escribió, dos veces: “el viento del cambio atravesó los Alpes”.

“Las últimas injerencias constituyen una provocación adicional e inaceptable. Violan el respeto debido a la elección democrática hecha por un pueblo amigo y aliado y el respeto que gobiernos democráticos y libremente elegidos se deben entre ellos”, protestó la Cancillería de Francia en una declaración oficial.

Llamar a consulta a un embajador es una medida simbólica fuerte en las relaciones diplomáticas internacionales.

Di Maio defendió su reunión como legítima y dijo: “Para mí, esa reunión no fue una provocación contra el actual Gobierno francés, sino una reunión importante con una fuerza política con la que compartimos bastante, incluida la necesidad de una democracia directa para dar más poder a los ciudadanos”, escribió en Facebook.

Las tensiones entre Francia e Italia, dos miembros la Unión Europea (UE), se han incrementado recientemente. El pasado enero, el Ministro italiano de Interior y vicepresidente del Gobierno, Matteo Salvini, dijo que esperaba que los franceses se liberasen de su “pésimo presidente” y Di Maio acusó a Francia de “empobrecer a África”.

En junio de 2018, se produjo otro choque diplomático entre Francia e Italia tras la decisión de esta última de impedir el desembarco en sus puertos del buque de salvamento Aquarius, con 629 inmigrantes rescatados a bordo, que finalmente acabaron desembarcando en España.

HISPANTV