Economía 17-07-2018

Transportaban dinero de manera “clandestina”

Surgen numerosas dudas en torno al asalto a la empresa Guardián. La Policía considera que el transporte del caudal se realizó de manera “clandestina” y tiene sospechas sobre el origen del dinero. Los investigadores anuncian “sorpresas”.

El comisario Amado Cantero, jefe de Prevención y Seguridad de Alto Paraná, brindó los últimos informes que se tiene en torno al robo de G. 1.000 millones a un transportador de caudales de la empresa Guardián, perpetrado ayer en la zona de Santa Mónica, distrito de Santa Fe del Paraná.

En contacto con radio ABC Cardinal, el jefe policial reafirmó que hay “muchas situaciones que llaman mucho la atención” en torno al relato del atraco, por lo que los seis guardias de la firma privada quedaron detenidos.

Los empleados actualmente en la mira de la Fiscalía son Yony Rolando Ayala Quiñónez, conductor del blindado; el cajero Óscar Cristaldo Portillo y los guardias Marciano Candia y Carlos Rotela. Igualmente, fueron puestos a disposición Miguel González Britos y Derlis Javier Colmán, quienes iban como custodios en la patrullera Mahindra.

El jefe policial mencionó que apenas el viernes pasado reiteraba la vigencia de una alerta máxima de seguridad, por lo que pedía a todas las empresas tomar los recaudos y solicitar acompañamiento policial a la hora de transportar caudales. “Pareciera que nuestro reclamo no llegó de manera exacta y la persona encargada llevó ese dinero de manera clandestina...”, expresó.

Cantero insistió en que “muchas cosas nos llaman la atención y nos llama la atención la facilidad con la cual estas personas responsables de este hecho punible se salieron con la suya”.

Con respecto a otros elementos sospechosos en el caso, el jefe policial mencionó que los custodios hablaron de unas 20 personas integrantes del grupo comando, movilizadas en dos vehículos, uno de los cuales fue incendiado. “Es medio dudoso eso de 20 personas dentro de un vehículo... Llama la atención... Además, que un blindado sea atajado con un calibre 9 mm y que no se haya alterado la estructura del vehículo; no se ofreció resistencia alguna”, detalló.

Igualmente, reiteró que tras señalarse la facilidad con la que los delincuentes detuvieron un blindado sin armas de grueso calibre, uno de los funcionarios de Guardián fue sorprendido arrojando cartuchos de fusil a la escena del atraco. “No tuvo mejor idea que quitar de su bolsillo proyectiles de grueso calibre a fin de justificar... Todo esto nos hace dudar de lo que realmente ocurrió”, aseveró.

SOSPECHAS SOBRE EL DINERO

El comisario Amado Cantero adelantó que habrá “sorpresas” en una conferencia a ser ofrecida por la Policía Nacional entre las 09:00 y las 10:00 en Alto Paraná. “Yo digo que vamos a tener sorpresasLa ciudadanía se va a enterar de algunos indicios que tenemos...”, indicó.

Al consultársele si se trataría de alguna sospecha en torno al origen del dinero, se limitó a señalar que “se presume... Pero no soy el indicado (para hablar), por eso vamos a tener una conferencia”.

El informe será dado a conocer en la sede de Investigaciones en el Alto Paraná.

OTRO ASALTO A LA MISMA EMPRESA EN EL MISMO LUGAR

El comisario Amado Cantero recordó que un transportador de caudales de la firma Guardián ya había sido asaltado hace un año prácticamente en el mismo lugar. En la ocasión, igualmente, los malvivientes se alzaron con unos G. 1.000 millones.

Ante este elemento, el jefe policial señaló la necesidad de “tratar de ir un poco más en esto y ver si es una empresa seria, si reúne los requisitos para transportar dinero, porque no es la primera vez que sufre un asalto de este tipo”.

Abc color