Política 28-12-2018

Trump: "Cortaremos toda la ayuda a Honduras, Guatemala y El Salvador"

El mandatario vuelve a amenazar con suspender o reducir significativamente la asistencia financiera a estos tres países por no tomar medidas para detener el flujo de migrantes a través de sus territorios.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha arremetido contra Honduras, Guatemala y El Salvador a través de su cuenta de Twitter, donde aseguró sobre las tres naciones centroamericanas: "no hacen nada por Estados Unidos, sino que se llevan nuestro dinero".

"Ha corrido la voz de que se está formando una nueva caravana en Honduras y no están haciendo nada al respecto. Cortaremos toda la ayuda a estos tres países, [que se han estado] ¡aprovechando de EE.UU. durante años!", ha escrito el mandatario.

Además, en un tuit anterior, Trump amenazó con "cerrar por completo la frontera sur" en caso de que los demócratas rechacen financiar el muro fronterizo. En medio del cierre parcial del Gobierno de EE.UU., el líder estadounidense ha criticado a los "demócratas obstruccionistas" que "no dan dinero para finalizar el muro y cambiar las ridículas leyes de inmigración" con las que está "cargado" el país.

Trump contra la caravana

No se trata de la primera vez que Trump expresa amenazas similares. En octubre, el mandatario anunció que suspendería o reduciría significativamente la asistencia financiera a Honduras por no tomar medidas para detener las caravanas de migrantes.

En respuesta a estas palabras, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, manifestó que ninguna ayuda puede ser condicionada.

El paso de la caravana

La primera caravana migrante se formó el 13 de octubre de 2018, cuando alrededor de 1.600 personas se reunieron en la ciudad de San Pedro Sula (Honduras) e iniciaron su recorrido con el objetivo de transitar por Guatemala y México para luego buscar asilo en Estados Unidos. El 16 de cotubre, la caravana consiguió cruzar la frontera de Guatemala.

Con el paso de los días, la columna se fue acrecentando con la incorporación de más migrantes, tanto hondureños como guatemaltecos y salvadoreños, huyendo de la violencia y la pobreza.

A finales de octubre, el presidente estadounidense anunció el envío de miles de militares a la frontera con México y declaró que su país nunca aceptará a quienes ingresen ilegalmente a su territorio.

Desde octubre, más de 6.000 migrantes provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala han cruzado el territorio mexicano con la esperanza de llegar a EE.UU. En la frontera entre ambos países se crearon varios refugios para albergar a los integrantes de la caravana.

Algunos de los migrantes realizaron intentos de romper el cerco policial para tratar de cruzar la frontera entre Tijuana (México) y San Diego (EE.UU.), pero los agentes de seguridad estadounidenses recurrieron a gases lacrimógenos y balas de goma para detenerlos. Otros optaron por cruzar la frontera en otros lugares y luego entregarse voluntariamente a la Patrulla Fronteriza estadounidense y pedir asilo.

Por qué lo hacen

Quienes migran refieren como principales causas para ello la pobreza y la violencia en sus países. Con una tasa de homicidios de 43 por cada 100.000 habitantes, Honduras es considerado como uno de los países más violentos del mundo, una situación que impera también en Guatemala y El Salvador.

Honduras mantiene el promedio de pobreza extrema más alto de la región centroamericana, de acuerdo con los datos que compila el Banco Mundial (BM). Según el organismo financiero, este país promedia una tasa de 60,9% de población que vive en la pobreza, con base en datos de 2016. En zonas rurales aproximadamente uno de cada 5 hondureños vive en pobreza extrema (menos de 1,90 dólares al día).

Guatemala, la economía más grande de Centroamérica, se ubica dentro de los países con mayores niveles de desigualdad en Latinoamérica, con altos índices de pobreza –particularmente en zonas rurales y entre poblaciones indígenas– y con algunas de las tasas de desnutrición crónica y de mortalidad materno-infantil más altas en la región, refiere el Banco Mundial.

En El Salvador, el crecimiento económico alcanzó el 2,3% en 2017. Sin embargo, continúa sufriendo bajos niveles de crecimiento, situándose entre las economías de Centroamérica con más lento crecimiento en los últimos años, con base en información del mismo organismo.

RT