Mundo 25-02-2019

Trump y Kim en Vietnam: por qué el cara a cara será en Hanói

El centro internacional de prensa de Hanói ha abierto sus puertas para recibir la cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte del 27 y 28 de febrero.

En junio pasado, el encuentro tuvo lugar en Singapur. ¿Por qué Estados Unidos y Corea del Norte no volvieron a elegir Singapur para continuar las negociaciones a pesar de que la ciudad-estado atesora suficiente capacidad logística y de seguridad para albergarlas?

Si recordamos la cumbre entre EEUU y Corea del Norte en Singapur en junio de 2018, podemos ver muchos problemas en los que ambas partes simplemente pusieron el foco pero sin ofrecer soluciones concretas.

Sin embargo, lo más criticado fue el hecho de que los medios de comunicación dominantes en Singapur ignoraran deliberadamente las declaraciones sobre la posición del líder norcoreano, Kim Jong-un, con el único objetivo de promover los puntos de vista del mandatario estadounidense, Donald Trump.

"El mundo solo escucha y sabe lo que dicen los estadounidenses sobre sus demandas de que Corea del Norte abandone completamente su programa de misiles nucleares. Los medios de comunicación estadounidenses y occidentales ignoran por completo, o más bien ocultan, las declaraciones de los dirigentes de Corea del Norte sobre las condiciones que debe cumplir la parte norteamericana, además del levantamiento de las sanciones", destacó en una entrevista a Sputnik el analista político y militar internacional vietnamita, coronel Nguyen Minh Tam.

Los problemas de las relaciones entre EEUU y Corea del Norte no se pueden resolver de la noche a la mañana. Esta es la valoración unánime de la mayoría de los analistas políticos del mundo, pero no todos dan información convincente sobre el origen de estos problemas. El hecho es que los medios de comunicación estadounidenses y occidentales nunca han sido objetivos a la hora de proporcionar información sobre las posiciones de los partidos ni de evaluarlas, cree el experto.

El mayor deseo del pueblo coreano es la unificación del norte y del sur, la armonía nacional y un sistema unificado para el Estado. Pero el camino hacia este deseo es muy duro y está lleno de obstáculos.

"En mi opinión, no deberíamos esperar un avance importante. Para Pyongyang, tres temas son los más importantes en las negociaciones: primero, el levantamiento del bloqueo estadounidense y el levantamiento de las sanciones. En segundo lugar, la firma de un acuerdo de alto al fuego —que sustituya al acuerdo de Panmunjom de 1953— que garantice que Corea no vuelva a ser objeto de ninguna forma de agresión —Estados Unidos ya utilizó la bandera de Naciones Unidas para invadir Corea en 1950—.

Tercero, la retirada de las tropas estadounidenses de Corea del Sur para que los coreanos puedan decidir por sí mismos si quieren unificar Corea. Los medios de comunicación estadounidenses y occidentales intentan ignorar y ocultar este tercer punto. Y el significado del segundo punto —el acuerdo sobre el fin de la guerra— está siendo menospreciado de todas las maneras posibles", dijo el coronel Nguyen Minh Tam.

Washington insiste en que Corea del Norte debe proporcionar pruebas del abandono total de su programa nuclear y demostrar que ha destruido completamente las instalaciones de investigación y producción de armas nucleares. Al mismo tiempo, finge olvidar por completo la presencia de su base militar en Corea del Sur con más de 20.000 soldados. En cuanto al aspecto económico, el presidente de Estados Unidos anunció una "flexibilización de las sanciones" solo si Corea del Norte cumplía con las condiciones de Washington.

Al aceptar Hanói como sede de la segunda cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte, Vietnam espera transmitir un importante mensaje a la comunidad internacional a través de sus medios de comunicación, más objetivos que los occidentales, concluyó el coronel.

SPUTNIK