Política 22-06-2018

Uruguay lamenta decisión de EE.UU de abandonar Consejo de DD.HH de Naciones Unidas

El Ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, expresó que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas es una herramienta central para la convivencia pacífica justa y solidaria entre todos los habitantes del planeta, y lamentó la decisión de los Estados Unidos de abandonar la membresía.

Uruguay presentó este jueves 21 los compromisos voluntarios para su candidatura a ocupar un lugar como miembro del Consejo de Derechos Humanos para el período 2019-2021.

La elección tendrá lugar durante la 73 sección de la Asamblea General de Naciones Unidas a realizarse en octubre próximo.

El acto se realizó en el Palacio Santos, sede de la Cancillería, y contó con la presencia de ministros, embajadores extranjeros, parlamentarios y representantes de la sociedad civil.

Uruguay aspira a “seguir contribuyendo, desde una nueva membresía, a que el Consejo logre sus objetivos, subrayando el valor insustituible de la negociación y la promoción del consenso como formas idóneas de construir una institucionalidad más fuerte, que refleje la diversidad, pero también la universalidad de los derechos humanos”.

Nuestro país ha decidido voluntariamente presentar compromisos a nivel internacional y nacional, “haciendo énfasis en el fortalecimiento del diálogo, la negociación y la búsqueda del consenso como pilares de la metodología de trabajo del Consejo”.

Al tiempo de favorecer un enfoque “objetivo, no selectivo y no discriminatorio, en el entendido de que todos los derechos humanos, sean políticos, civiles, económicos, sociales y culturales, incluyendo el derecho al desarrollo, son interdependientes, están interrelacionados y se refuerzan mutuamente”.

Convivencia pacífica justa y solidaria

Durante el acto de presentación, el canciller Nin Novoa dijo que no se pueden aceptar criterios de selectividad antojadiza en los que se promueven determinados derechos, pero se cercenan otros calificándolos como secundarios”.

Indicó que, luego de 12 años de trabajo desde su creación en 2006, el Consejo de Derechos Humanos de ONU ha permitido una mayor eficacia al rol de la comunidad internacional en la tutela de los derechos humanos internacionalmente consagrados.

Resaltó que es un elemento central para la “convivencia pacífica justa y solidaria para los habitantes de todo el planeta”.

“La reducción de la membresía por la salida de uno o varios miembros debilita al organismo”, aseguró. Por ello dijo que le “preocupa” la decisión adoptada por Estados Unidos de abandonar el Consejo.

Remarcó que “abandonar o autoexcluirse de los debates multilaterales aleja la posibilidad de avanzar en modificaciones y mejoras que pueda requerir el Consejo en su estructura de toma de decisiones”.

“El fortalecimiento del diálogo, la negociación y la búsqueda del consenso serán los pilares de nuestro compromiso con la metodología de trabajo del Consejo y para lograrlo, es imprescindible el compromiso de todos, evitando caer en situaciones de fragmentación y politización”, sentenció el secretario de Estado.

Promoción y protección de derechos humanos

A su turno, la directora de Derechos Humanos y Derecho Humanitario del Ministerio de Relaciones Exteriores, ministra Daniela Pi, se refirió a los compromisos voluntarios de Uruguay como candidato al principal órgano de ONU de los derechos humanos.

En tal sentido dijo que Uruguay asume el compromiso de “seguir contribuyendo al fortalecimiento del sistema universal de promoción y protección de los derechos humanos a través de un enfoque que favorezca la cooperación entre los estados y el Consejo”.

“Continuaremos apoyando la oficina para el Alto Comisionado de los DD.HH”, y se hará un llamado a todos los países a contribuir con recursos financieros no condicionados, tal como lo hace Uruguay.

Resaltó que se apuntará a fortalecer el diálogo, la negociación y búsqueda del consenso como pilares de la metodología de trabajo. “Continuaremos impulsando un enfoque objetivo no selectivo ni discriminatorio en el entendido de que todos los derechos humanos son interdependientes”.

Asimismo, Uruguay continuará fomentando la “plena participación de la sociedad civil y organizaciones no gubernamentales en la agenda de derechos humanos”.

A nivel nacional, Uruguay se compromete a “acordar un protocolo de actuación ante denuncias de casos de racismo xenofobia y todas otra forma de discriminación”.

También profundizará las medidas tendientes a la equidad de género y en prevenir y erradicar la violencia de género e impulsar el proyecto trata de personas.

Buscará profundizar las medidas contra la discriminación racial, la plena realización de derechos económicos, sociales y culturales, en especial la lucha contra la pobreza.

Garantizará la aplicación de instrumentos internacionales para personas con discapacidad y fortalecerá los mecanismos de vigilancia, cumplimiento y acceso a la justicia de los más vulnerables.

También se compromete adesarrollar todas las medidas para los refugiados e inmigrantes y continuará consolidando el mecanismo de diálogo y consulta con la sociedad civil.

Desde 2006

El Consejo de Derechos Humanos (CDH) fue creado en 2006 como sucesor de la antigua Comisión de Derechos Humanos y es el principal órgano del sistema internacional de derechos humanos.

Está integrado por 47 países, en base a un criterio de representación geográfica equitativa, y tiene el mandato de promover y proteger los derechos humanos de todas las personas en el mundo, así como la capacidad de discutir todas las cuestiones temáticas relativas a los derechos humanos y las situaciones que requieren la atención de la comunidad internacional.

Uruguay fue electo para integrar el primer CDH entre los años 2006 y 2009, y re-electo para el período 2009-2012, habiendo ejercido su presidencia en el bienio 2011-2012.

LaRed21