Análisis 08-02-2019

‘Venezuela saldrá victoriosa ante intentona golpista de EEUU’

Venezuela dejará atrás el golpe de Estado orquestado por EE.UU. en su contra, afirma el presidente del país suramericano, Nicolás Maduro.

En declaraciones que ofreció el jueves en la jornada de recolección de firmas contra la injerencia de Washington en los asuntos internos de Caracas, Maduro enfatizó que Venezuela es un pueblo “de guerreros y guerreras por la paz” y reiteró su denuncia contra las amenazas militares del Gobierno estadounidense.

Tras haber criticado las graves consecuencias que el pueblo venezolano ha sufrido por acciones de un “criminal bloqueo comercial y financiero”, el mandatario reveló los intentos del presidente norteamericano, Donald Trump, para socavar el mecanismo propuesto por Uruguay y México para encontrar una solución política a la situación en el país bolivariano.

“Hoy Venezuela está unida en un solo clamor: Exigimos el cese de la agresión que busca asfixiar nuestra economía y sofocar socialmente a nuestro pueblo. Así como, el cese de las graves amenazas de intervención militar contra Venezuela”, sostuvo el líder chavista.

Maduro recalcó el derecho a la independencia y autodeterminación del pueblo de Venezuela y llamó a respetar la soberanía de un país que en el marco de las reglas democráticas ha celebrado numerosos procesos electorales durante los últimos 20 años: “¡Imperio mano fuera de Venezuela. Venezuela se respeta!”, agregó.

El llamado grupo de contacto internacional, integrado por Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, Suecia, el Reino Unido, Bolivia, Costa Rica, Ecuador y México, se reunió ayer jueves en Montevideo, la capital uruguaya, para crear condiciones de solución a la crisis venezolana.

La declaración emitida al término de dicho encuentro pidió una salida pacífica al conflicto político en Venezuela y excluyó el uso de la fuerza, rechazando así la opción bélica de Estados Unidos. Además, destacó el derecho de los venezolanos a decidir sobre su futuro político y demandó la celebración de elecciones presidenciales en el país bolivariano.

Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional venezolana (AN)— declarada en desacato en 2016 y controlada por la oposición—, se autoproclamó el 23 de enero “presidente encargado” del país suramericano.

El parlamentario opositor pretende celebrar unas elecciones anticipadas en el país latinoamericano, aun cuando Maduro fue reelegido en las elecciones presidenciales de mayo de 2018 con más de 6 millones de votos (el 68 % del total).

El presidente de EE.UU. pese a la ilegalidad de su medida y de ser antidemocrática, reconoció al líder golpista como presidente interino de Venezuela y advirtió en un comunicado que “todas las opciones están sobre la mesa” respecto a la situación en el país bolivariano.

HISPANTV