Mundo 04-06-2021

Bolivia sigue aumentando su visibilidad en el territorio espacial sin dejar a un lado sus raíces

El pueblo tiwanakota prosperó entre los años 1500 a. C. y 1187 d. C. donde hoy está Bolivia. De su herencia perdura la ciudad arqueológica de Tiwanaku, situada en La Paz. Sus templos ceremoniales, como la Puerta del Sol, servían también para observar las estrellas y calcular las épocas de cultivo. Luego de cientos de años de olvido astronómico, en el Estado Plurinacional se creó la Agencia Boliviana Espacial (ABE), la cual indaga en el cosmos desde una óptica moderna pero también ancestral.

La ABE fue creada en 2010. Lanzó el primer satélite boliviano al espacio en 2013: el Túpac Katari 1 (TKSAT1), que en los últimos ocho años permitió que un tercio de la población, habitante de zonas rurales, acceda a telefonía, canales televisivos, radios e Internet.

Sputnik recorrió la Estación Terrena de Amachuma, en el municipio de Achocalla, lindero con El Alto. Allí está el centro de operaciones del satélite TKSAT1, también alberga al Laboratorio de Observación de la Tierra, donde se analiza la situación de cada hectárea del país.

La vida útil del TKSAT1 concluirá en 2028. El director de la ABE, Iván Zambrana, contó los planes a futuro, incluida la posibilidad de enviar al espacio un nuevo satélite.

"El TKSAT1 vino para dar servicios de telecomunicaciones a la población rural, que en esa época no tenía acceso a estos servicios. Había una situación de exclusión de un tercio de la población boliviana que vive en el área rural", dijo Zambrana a Sputnik en las oficinas de la ABE, ubicadas en el barrio paceño de Calacoto.

Hasta ahora, "el satélite ha prestado servicio y ha cumplido en gran parte el propósito de su lanzamiento. Tenemos muchas más comunicaciones rurales de las que teníamos antes de 2013", dijo el director de la ABE.

Consignó que hasta el momento, el 95% de la población boliviana —calculada en 11 millones de personas— "vive en un lugar que tiene comunicaciones. El otro 5% lo puede tenerlas disponibles en un par de semanas, en cualquier punto del país", pero es un porcentaje de población habitante de áreas rurales y selváticas, donde, por su modo de vida, no consideran de importancia meterse a navegar en Internet ni ver TV.

Fuente: Sputnik Noticias