Salud 03-06-2021

Califican de preocupantes datos de Covid-19 en Paraguay

El director de la XI Región Sanitaria del departamento Central de Paraguay, Roque Silva, calificó hoy de preocupante el aumento constante de positivos y fallecidos a causa de la Covid-19 en el país.

'En estas últimas semanas tuvimos más de 100 casos diarios con la enfermedad, lo cual es una alarma o alerta. Veo mucho relajo en la sociedad y en general los números actuales llaman poderosamente la atención', denunció el doctor en declaraciones a la emisora 650 AM.

Silva insistió con que en estos momentos es fundamental seguir con el lavado de manos, uso de mascarillas y mantener el distanciamiento físico, al considerar la crítica situación epidemiológica nacional y la alta ocupación en los hospitales públicos y privados.

Comentó que en Central, la ciudad más afectada resulta San Lorenzo con grandes cifras de contagios diariamente, y pidió a la ciudadanía no tener miedo a las vacunas contra el SARS-CoV-2, patógeno de la Covid-19, porque todas son seguras y salvan vidas.

'Hay dos mundos diferentes, uno dedicado al combate y otro que se dio por enterado y se le olvidó. Vemos mucho rechazo a los cumplimientos sanitarios, dos de cada 20 personas usan tapaboca', lamentó.

Reportes oficiales dan cuenta de más de 200 pacientes a la espera de ingreso a las unidades de terapia intensiva, una cifra que aumenta por día, según la directora de Redes y Servicios de Salud, doctora Leticia Pintos.

Paraguay acumula 361 mil 440 casos confirmados con el virus y registró la víspera 103 fallecidos, lo cual incrementó a nueve mil 396 el número total, el primero en Sudamérica con más muertes diarias por millón de habitantes.

Miles de ciudadanos se manifestaron en esta capital y en otras ciudades durante más de una semana a mediados de marzo contra la corrupción y la mala gestión de la pandemia y pidiendo la renuncia del presidente, Mario Abdo; y su vicepresidente, Hugo Velázquez.

En plena segunda ola de la Covid-19, el malestar y la tensión permanecen por la falta de camas, medicamentos y oxígeno más la lentitud en la vacunación, entre otras.

Fuente: Prensa Latina