Mundo 01-06-2021

Consorcio norteamericano toma control de empresa eléctrica boricua

El consorcio estadounidense-canadiense LUMA Energy asumió hoy el control de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de Puerto Rico, mediante un contrato por 15 años altamente cuestionado.

El gobernante puertorriqueño Pedro R. Pierluisi defendió el contrato con esa empresa que además de desplazar a más de dos mil trabajadores, no ha aportado ni un solo centavo en el proceso.

La entrada de LUMA Energy, que de inmediato ha significado para el Gobierno de esta isla del Caribe, en bancarrota fiscal, el desembolso de 750 millones de dólares, junto a otros 250 millones provenientes de la corporación pública, ocurre en un ambiente de tensión.

En las primeras horas de la mañana de este martes, tres trabajadores fueron arrestados en la ciudad de Ponce (sur), por entrar sin permiso a sus antiguos centros laborales, desde ya en control de la empresa extranjera, y subirse a dos camiones de la técnica, como se le denomina.

Otros establecieron campamentos frente a las instalaciones de la AEE, donde trabajaron hasta el pasado viernes, como una forma de evidenciar su resistencia al contrato que se extenderá por los próximos 15 años.

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa, anticipó a Prensa Latina que se mantienen en diálogo con otros sindicatos.

'El Gobierno espera que nosotros demos un paso en falso, lo que no ocurrirá', expuso el dirigente del gremio más importante de la AEE, quien no descartó que se produzca un paro general en el país como forma de mantener la presión al gobierno.

El contrato, negociado en secreto por la Alianza Público Privada del Gobierno, ha sido calificado como leonino por diversos expertos, mas la jueza federal Laura Taylor Swain, que atiende la quiebra de Puerto Rico, rechazó intervenir tal como lo solicitó la Utier mediante un recurso urgente.

Al entrar en vigencia el contrato este 1 de junio LUMA Energy comienza a operar la transmisión y distribución de la AEE, además de las áreas del servicio al cliente, por lo que en principio no estaba contemplado.

Los empleados desplazados de la AEE fueron asignados a otras agencias públicas para realizar labores muy distintas a las de su peritaje, como conserjes.

En una decisión de último momento, el Negociado de Energía denegó mediante una resolución emitida en la noche del lunes la petición de LUMA Energy para que se le relevara de responsabilidad por negligencia.

Un sector de la gerencia de la AEE mantiene en marcha la operación en esta etapa, ya se alega que LUMA Energy no tiene la capacidad ni el personal para asumir la responsabilidad plena.

Fuente: Prensa Latina