Mundo 06-07-2021

Crueldad y falta de higiene: Presos palestinos necesitan tratamiento urgente

La Comisión Palestina de Asuntos de Detenidos y Exdetenidos denuncia que los palestinos en las cárceles israelíes enfrentan negligencia médica y duras condiciones.

Según un comunicado publicado el lunes por la agencia oficial local de noticias, WAFA, la comisión palestina alertó de la negligencia médica deliberada de las autoridades penitenciarias israelíes hacia los detenidos palestinos, así como la violación de sus derechos básicos.

En este sentido, la entidad palestina pro derechos humanos informó que de momento cinco prisioneros palestinos en la prisión israelí de Al-Naqab, en el sur de los territorios ocupados palestinos, padecen “graves” condiciones médicas y necesitan tratamiento “inmediato” y “cirugías urgentes”.

La comisión citó el caso de Fuad al-Shobaki, de 81 años, el prisionero palestino de mayor edad actualmente recluido en la prisión de Naqab, donde ha sido sometido a negligencia médica durante muchos años por parte del servicio de prisiones israelí.

“Al-Shobaki tiene muchos problemas de salud debido a su vejez y necesita cuidados especiales. Sufre de cáncer de próstata y varios problemas en el corazón, los ojos y el estómago y necesita urgentemente una cirugía de cataratas, pero la administración de la prisión israelí sigue paralizando su tratamiento”, lamentó.

La comisión también citó los casos de otros cuatro presos enfermos que sufren un deterioro de las condiciones de salud debido a una política sistemática de negligencia médica de las autoridades penitenciarias contra ellos. “Israel mantiene a los prisioneros palestinos en condiciones deplorables que carecen de los estándares higiénicos adecuados”, señaló.

En este sentido, la oenegé palestina Asociación de Apoyo a los Presos y los Derechos Humanos (Addameer, por sus siglas en árabe) indicó que, en virtud del artículo 91 del Cuarto Convenio de Ginebra, todo lugar de internamiento debe tener una “enfermería adecuada” y que no se puede prevenir a los presos de presentarse a la autoridad médica para ser examinados.

Es más, el artículo 92 establece que las inspecciones médicas de los internados deben llevarse a cabo “al menos una vez al mes”. En este sentido, Addameer criticó que la negación del tratamiento, o el acceso a un profesional médico, es una violación de estas disposiciones específicas y, por lo tanto, una violación del derecho internacional humanitario.

    El Centro de Estudios de los Prisioneros Palestinos (PPCS, por sus siglas en inglés) anunció que alrededor del 60 % de los palestinos detenidos en cárceles israelíes padecen “enfermedades crónicas”, algunos de los cuales murieron bajo custodia o después de ser liberados debido a la “gravedad” de sus casos causada por una política deliberada de negligencia médica.

    Conforme a cifras ofrecidas por autoridades de Palestina, de momento, hay más de 7000 palestinos detenidos en cárceles israelíes. Los críticos dicen que Israel utiliza la política de detención administrativa para silenciar las voces de los palestinos, lo cual se califica de otro nivel de injusticia y violación de los derechos humanos.

    Los grupos de derechos humanos describen, a su vez, el uso de la detención administrativa por parte de Israel como una “táctica en quiebra” y desde hace mucho tiempo han pedido a Israel que ponga fin a su uso.

    Fuente: HispanTV