Mundo 12-01-2022

Descubren un planeta con forma ovalada

Un grupo de astrónomos identificaron una deformación en un planeta distante, lo que causa que tenga una forma ovalada parecida a la de un balón de rugby o de fútbol americano.

Tras largas horas de observación por el Satélite de Identificación de Exoplanetas (CHEOPS, por sus siglas en inglés) de la Agencia Espacial Europea, los expertos llegaron a la conclusión que esta extraña forma, es causada por las inmensas fuerzas de marea a las que está sujeto el planeta.

Según el informe publicado en la revista Astronomy and Astrophysics, el planeta WASP-103b, es casi dos veces más grande que Júpiter y tiene una masa 1,5 veces superior a la del gigante gaseoso y fue descubierto en 2014 en la constelación de Hércules, a unos 1.533 años luz de la Tierra. Debido a la cercanía con su estrella anfitriona, WASP-103, que es unas 1,7 veces más grande y de temperatura similar a la de nuestro Sol, hace que la atracción gravitacional a la que está sujeto el exoplaneta sea tan intensa que las fuerzas de marea deforman drásticamente su figura esférica, dándole una apariencia oblonga.

Los investigadores lograron identificar el cambio en la forma de WASP-103b. Para medir la curva de deformación, los astrónomos aprovecharon que el planeta atenúa ligeramente la luz de la estrella cada vez que pasa por delante de ella, un fenómeno conocido como tránsito.


"Tras observar varios de los llamados tránsitos pudimos medir la deformación. Es increíble que hayamos podido hacerlo. Es la primera vez que se realiza un análisis de este tipo", comentó Babatunde Akinsanmi, coautor del estudio. Estos datos se realizaron al combinar una serie de datos obtenidos de observaciones hechas con el telescopio espacial Hubble (NASA-ESA), el telescopio espacial Spitzer (NASA) y el CHEOPS.

Los astrónomos también identificaron un parámetro conocido como 'número de Love' a partir de la curva de deformación, el cual indica cómo se distribuye la masa dentro del planeta, los académicos hallaron evidencia que sugiere que WASP-102 b y Júpiter presentan estructuras internas similares, a pesar de la diferencia de tamaños entre estos.

"En principio, esperaríamos que un planeta con 1,5 veces la masa de Júpiter tuviera aproximadamente el mismo tamaño. Por lo tanto, WASP-103b debe estar muy inflado debido al calor emitido por su estrella cercana, y quizás a otros mecanismos", explicó Monika Lendl, coautora de la investigación, quien asegura que futuras observaciones con el CHEOPS y el telescopio espacial James Webb ayudarán a los científicos descifrar los detalles de la deformación por mareas y la estructura interna de otros exoplanetas comparables.

Prensa ICS / RT