Economía 31-07-2021

El corredor de fondo australiano Patrick Tiernan cruza la meta a rastras tras desplomarse

El corredor de fondo australiano Patrick Tiernan dio una muestra de tenacidad durante su participación en la prueba de los 10.000 metros planos de Tokio 2020, al terminar la competencia arrastrándose hasta la meta después haberse desplomado en dos ocasiones durante la última vuelta de la carrera.

El cansancio y la humedad extrema registrada por la noche este viernes en la capital nipona pasaron factura al competidor australiano, que sufrió su primera caída en la recta final de la competencia. "Cuando faltaban unos 180 metros para la meta me desplomé por primera vez. Uno no se detiene cuando faltan 180 metros. Son los Juegos Olímpicos y llevo cinco años esperándolos", comentó el atleta.

A unos metros del final, el plusmarquista australiano sufrió otra caída durante el último 'sprint' de la que no pudo levantarse; sin embargo, esto no fue impedimento para terminar la competencia. Haciendo gala de una increíble determinación y orgullo deportivo, el atleta se arrastró hasta conseguir cruzar la meta, deteniendo el reloj en 28 minutos con 35 segundos.

La gallardía mostrada por Tiernan, le valió ser aclamado como héroe por los aficionados australianos, quienes reconocieron el tremendo esfuerzo que realizó; no obstante, el fondista dijo no sentirse cómodo con esa etiqueta.

"No me parece nada heroico. Simplemente me quedé un poco lejos de donde quería estar […] No es el tipo de publicidad que quiero y que esperaba recibir después de esta carrera […] pero me alegro de que haya tocado la fibra sensible de algunas personas", apuntó el competidor, que enfrentará su siguiente desafío el próximo martes en la carrera de 5.000 metros lisos.

La medalla de oro de la especialidad la obtuvo el etíope Selemon Barega, que superó a los ugandeses Joshua Cheptegei —actual poseedor de la marca mundial— y a Jacob Kiplimo, ganadores de la plata y el bronce, respectivamente.

Fuente: RT Noticias