Política 28-05-2021

El presidente Alberto Fernández catalogó de excesivas las exigencias de Pfizer

Frente a críticas por la falta de vacunas en su país, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, explicó la víspera que Buenos Aires no compró la vacuna de Pfizer porque la trasnacional estadounidense pedía "cosas desmedidas" a la nación sudamericana.

Las declaraciones del mandatario argentino coinciden con las hechas hace unos días por el exministro de salud, de Brasil, Eduardo Pazuello, quien calificó las condiciones de Pfizer hacia el gigante sudamericano como "asustadoras", aunque Bolsonaro al final terminó por aceptarlas.

Según Fernández, lo pusieron en "una situación muy violenta de exigencias", lo cual impidió que le diera el visto bueno a la compra de esa vacuna, porque "comprometía al país en cosas que eran muy difíciles comprometer", dijo el presidente.

El ocupante de la Casa Rosada calificó de "delirio" las acusaciones que apuntaban a que no había querido comprar la vacuna por "una razón ideológica", ya que considera que este fármaco es tan bueno como los otros que se han aprobado en el país.

Sobre las condiciones iniciales, Fernández apuntó "esto no lo puedo firmar porque me están pidiendo cosas desmedidas", aunque aclaró que la negociación con la farmacéutica trasnacional "nunca se interrumpió y sigue hasta hoy".

Fernández explicó que se revisaron la actuación de Pfizer con otros Gobiernos que realizaron la compra de su vacuna y alertó que la compañía parece solo cumplir con sus condiciones en los Estados Unidos.

Las declaraciones del presidente argentino se producen después de que Fernández anunciara que emprenderá acciones legales contra la política opositora Patricia Bullrich, quien afirmó que el Gobierno pidió sobornos a Pfizer por la compra de su vacuna, además de enfrentar otras críticas por la velocidad de la campaña de vacunación en el país sudamericano.

La ministra argentina de Salud, Carla Vizzotti visita durante esta semana México y Cuba con el propósito de adelantar gestiones sobre la adquisición de vacunas.

En el caso mexicano, la ministra buscará motivar un aumento en la coproducción de la vacuna de Astrazeneca y en el cubano, valorar la posible compra de los candidatos vacunales Abdala y Soberana, en cuanto reciban autorización.

Fuente: Telesur