Política 22-04-2021

¿Mensaje a OTAN? Rusia lanza maniobra a gran escala en Crimea

Según informa la agencia de noticias rusa Interfax, citando un comunicado del Ministerio de Defensa de Rusia, el titular de dicha Cartera, Serguéi Shoigu, ha supervisado personalmente este jueves la primera etapa de una serie de maniobras militares a gran escala en la península de Crimea.

El medio ruso explica que Shoigu ha sobrevolado las áreas donde se despliegan las tropas y los equipos militares rusos, verificando, de este modo, la preparación de las Fuerzas Aérea y Naval para la demostración de poder disuasivo ante cualquier posible agresión de las tropas enemigas apostadas en el flanco occidental de la Federación Rusa.

“El 22 de abril de 2021, se ha iniciado en el campo de entrenamiento de Opuk [Crimea] la etapa principal de los ejercicios de Tropas del Distrito Militar Sur y Tropas Aerotransportadas, llevados a cabo como parte de una verificación de carácter sorpresiva en cuanto a la preparación de la fuerzas para entrar en combate”, recoge la nota ministerial.


El texto señala que a lo largo de las maniobras intervienen más de 10 000 soldados y más de 40 buques de combate cerca de la línea costera de la península de Crimea en el mar Negro.

El informe detalla que los simulacros involucran unidades combinadas integradas, unidades de la Fuerza Aérea, buques de guerra, unidades militares de las fuerzas costeras de la Flota del Mar Negro, parte de la Flotilla del Caspio del Distrito Militar Sur, así como Tropas Aerotransportadas.

La realización de las maniobras militares rusas sale a la luz en medio de la escalada de tensiones con Ucrania, cuyas tropas, junto a las de sus aliados occidentales, lideradas por EE.UU., se ha ido desplazando, bajo el paraguas de las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), a las fronteras orientales del territorio ucraniano en los últimos días.

Recientemente, el propio Shoigú denunció que EE.UU. y la OTAN estaban movilizando sus militares hacia las zonas limítrofes de Rusia, en el contexto del mayor ejercicio militar de la Alianza en unas tres décadas, bautizado como Defender Europe 21, por el que se desplegaron 40 000 efectivos y 15 000 unidades de material bélico, incluidas aeronaves estratégicas, cerca de las fronteras rusas.


Para Rusia, dicha coyuntura dada en su frontera occidental es inaceptable, por lo que ya ha advertido que se reserva el derecho de responder ante cualquier provocación proveniente de las fuerzas occidentales.

Desde marzo de 2014, tras la separación de la península de Crimea de Ucrania y su reincorporación a Rusia, a Moscú y Kiev les separan problemas inextricables, que se agudizaron con el conflicto desatado en el este de Ucrania por parte de los independentistas prorrusos, una crisis en la que EE.UU. y la OTAN han intervenido proporcionando más de 2000 millones de dólares en ayudas militares al país europeo.

Fuente: Hispantv