Mundo 11-05-2022

¿Qué sucederá con Europa tras la eliminación del gas ruso?

En el marco de las sanciones que la Unión Europea ha impuesto a Rusia por la operación militar en Ucrania, Bruselas está presionando para rechazar las importaciones de combustibles desde Rusia.

El tema que más preocupaciones genera es el suministro de gas natural, dado que la UE depende en un 40 % de Rusia en su consumo de este hidrocarburo, según la Agencia Internacional de Energía.

El bloque está considerando prohibir las importaciones de petróleo ruso y se ha comprometido a reducir en dos tercios su dependencia del gas ruso este año y de forma completa para antes de 2030, sustituyendo sus necesidades con suministros de otros proveedores y energías renovables.

En promedio, la UE consume cerca de 400.000 millones de metros cúbicos al año, de los cuales unos 155.000 los recibe por gasoductos desde Rusia.

El segundo mayor suministrador a Europa es Noruega que normalmente satisface entre el 20 % y el 25 % del consumo europeo. El país escandinavo transportó 114.000 millones de metros cúbicos desde el mar del Norte el año pasado. Europa también recibe gas natural licuado de Catar, Estados Unidos, Nigeria, Argelia y de Azerbaiyán.

El mayor consumidor de este combustible es Alemania, que importó unos 80 millones de metros cúbicos en 2020, el 55 % de Rusia. Aunque ha logrado reducir desde entonces la proporción rusa hasta un 40 %, más recortes drásticos asestarían un fuerte golpe a su economía, ya que el gas es la principal fuente de energía que mantiene en marcha una variedad de industrias del país.

En este contexto, con los recortes graduales de las importaciones de gas ruso que busca la EU, los países miembros hacen todo lo posible para aumentar el bombeo por gasoductos alternativos y asegurar suministros de gas licuado.

  • Alemania planea empezar las importaciones de gas licuado desde el mar del Norte;
  • Italia firmó un acuerdo sobre el aumento de suministros desde Argelia;
  • España proporcionará sus capacidades no utilizadas de almacenamiento de gas licuado para las necesidades comunitarias;
  • Grecia expandirá su terminal de gas licuado cerca de Atenas;
  • Dinamarca prepara una transición de 400.000 hogares a fuentes alternativas de energía.

Según un borrador de estrategia energética de la UE al que tuvo acceso Bloomberg, el bloque planea reforzar su cooperación energética con varios países de África con el fin de sustituir las importaciones de gas natural ruso. Conforme al documento, países como Nigeria, Senegal y Angola disponen de un gran potencial aún sin explotar de gas natural licuado. La Comisión Europea planea comunicar este compromiso energético externo más adelante en este mes.

Fuente: RT Noticias