Salud 21-07-2021

Seis mitos sobre las vitaminas que no son ciertos

Las vitaminas son esenciales para la salud y el buen funcionamiento del organismo, pero existen numerosas creencias acerca de su consumo, las cuales no siempre tienen fundamento científico. Una inmunóloga rompe estos mitos y despeja las dudas que siempre has tenido acerca de esos nutrientes.

Evguenia Parshina, alergóloga e inmunóloga que lidera el departamento de Alergología e Inmunología del Hospital Clínico Central de la Academia de Ciencias de Rusia, ha explicado cuál es la realidad detrás de populares mitos acerca de las vitaminas.

Mito 1: Uno puede tomar vitaminas cuando quiera, no sucederá nada terrible

El cuerpo ha adquirido a lo largo de milenios la capacidad de sintetizar las vitaminas que necesita para mantenerse saludable, a excepción de algunas, como es el caso de la vitamina C. Así se recomienda cautela al consumir vitaminas sin la prescripción de un médico.

"La ingesta adicional de vitaminas está indicada solo en caso de deficiencias identificadas o la presencia de enfermedades crónicas o agudas concomitantes en una persona, en las que se altera la síntesis o asimilación de vitaminas de los alimentos", advirtió Evguenia Parshina en una conversación con el medio AiF.

Mito 2: Las vitaminas están presentes en verduras y frutas frescas, pero se pierden cuando los alimentos son congelados o cocidos

"La mayoría de las vitaminas resisten el tratamiento térmico durante la cocción y la esterilización de los alimentos a temperaturas de hasta unos 100 o 120 grados centígrados, así como la congelación", explicó la médica.

Los alimentos frescos son realmente una fuente mayor de vitaminas, pero sus versiones congeladas o cocidas retienen entre el 5 y el 50% de las vitaminas esenciales, detalló la especialista.


Unos fármacos - Sputnik Mundo, 1920, 14.07.2021Parshina puso de relieve, sin embargo, que no se debe congelar un alimento más de una vez, ya que en ese caso las vitaminas realmente se pierden casi completamente. Además, se recomienda cocinar los alimentos para una única comida, para que luego no se enfríen y se vuelvan a calentar posteriormente.

Mito 3. Se debe tomar vitamina D para la prevención, incluso sin prescripción médica

La vitamina D, a menudo llamada la "vitamina del sol", se produce naturalmente en el organismo en respuesta a la exposición a la luz solar. Tiene varias funciones importantes, siendo una de ellas mantener el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Así, es natural que muchos busquen asegurarse de tener los niveles adecuados de estos nutrientes, pero ingerir píldoras de vitamina D sin la recomendación de un profesional puede no ser una buena idea.

"La hipervitaminosis de vitamina D provoca un aumento de los niveles de calcio en el cuerpo y una intoxicación grave. Esto se debe tener esto en cuenta al tomar vitamina D para la profilaxis", aclaró Parshina.

La médica puso de relieve que el organismo de cada ser humano es único y que todos tenemos diferentes niveles de vitamina D. Así, el consumo de vitamina D sin que sea prescrito por un profesional puede no tener efectos o, peor aún, afectar la salud.

Cápsulas (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 26.06.2021

Mito 4. Tomar vitaminas puede compensar el daño causado al cuerpo por hábitos dañinos, como el tabaquismo

Parshina subrayó que "los malos hábitos ciertamente desencadenan un proceso patológico irreversible", algo que no puede ser compensado con ningún nutriente.

"Ninguna vitamina puede compensar esto. Además, al fumar y beber alcohol también ocurre en el organismo la destrucción de vitaminas y aminoácidos de los alimentos, cuando las personas fuman y beben alcohol mientras comen", explicó la médica.

Mito 5. La ingesta regular de vitaminas sintéticas provoca adicción

Algunas personas temen tomar vitaminas sintéticas, incluso si son recomendadas por un profesional de la salud, pues creen que su cuerpo puede volverse adicto a las tabletas y dejar de producir y sintetizar los nutrientes por cuenta propia. Parshina explicó que, a nivel físico, las vitaminas sintéticas no provocan adicción.

"La dependencia es sobre todo psicológica. Nuestro cuerpo rara vez necesita vitaminas sintéticas", detalló la especialista, antes de poner de relieve que solo se debe ingerir vitaminas sintéticas si lo ha recetado un médico.

Mito 6. Se puede ingerir vitaminas para el uso futuro por parte del organismo ya que duran mucho tiempo

Parshina aseguró que no vale la pena intentar llenarse de vitaminas para que el organismo las use en el futuro. Si crees que tu cuerpo carece de alguna vitamina, lo mejor es consultar con un médico, agregó.

La inmunóloga subrayó que existen contraindicaciones para la ingesta de vitaminas, por lo que uno nunca debe automedicarse incluso con píldoras que, a principio, parecen inofensivas.

Fuente: Sputnik Noticias