Política 05-02-2021

Unión Europea y Rusia se unen contra las sanciones de EEUU a Cuba

El Alto Representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior rechaza el bloqueo económico impuesto por EE.UU. a Cuba y pide su eliminación inmediata.

“La Unión Europea rechaza el embargo impuesto por Estados Unidos (...) Esperamos que el Gobierno de ese país revise su política en relación con Cuba”, ha subrayado este viernes Josep Borrell en una rueda de prensa conjunta con el canciller ruso, Serguéi Lavrov, en Moscú, capital de Rusia.

El político español también ha lamentado la controvertida decisión de la anterior Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, de incluir a Cuba en su llamada lista de estados “patrocinadores del terrorismo”.

“Esta decisión lo tomaron en las últimas horas del mandato. Lamentamos profundamente este tipo de decisiones. Y esperamos que la nueva Administración cambie esa política”, ha subrayado Borrell.

El jefe de la Diplomacia rusa, a su vez, ha rechazado el bloqueo más largo de la historia impuesto por EE.UU. a la isla, y detallado que Moscú comparte la postura de la UE de que “todos los problemas con cualquier socio internacional deben resolverse solo a través del diálogo”.

Lavrov ha denunciado que las sanciones, el ultimátum y las presiones que aplica EE.UU. a países como Cuba son “herramientas del pasado colonial”, que deben ser detenidas, subrayó.

El 3 de febrero, el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la isla por Washington cumplió 59 años. Las medidas punitivas se impusieron contra La Habana tras la victoria de la Revolución cubana en 1959 que constituyó un severo golpe a la indiscutida hegemonía de Estados Unidos en Latinoamérica

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, exigió el jueves el cese del bloqueo estadounidense a la isla y denunció que la comunidad internacional considera el embargo como una flagrante violación de los derechos humanos.

Washington, durante el mandato de Trump (2017-2021) retomó las sistemáticas sanciones y presiones contra Cuba, acabando con el acercamiento que propició su antecesor Barack Obama (2009-2017). Sin embargo, la política anticubana del magnate inmobiliario recibió la condena de varios países y organizaciones internacionales.

De acuerdo con las autoridades cubanas, los daños acumulados en seis décadas por el férreo ensañamiento de los políticos norteamericanos a la isla ascienden a 144 413 millones de dólares.

Fuente: Hispantv